Re-edición de Perdición Texana

¡Buenos días a todos!

Como todos sabéis, acaba de ser reeditada la serie Amor en cadena, de la mano de HARLEQUIN Ibérica – Oficial. Por eso he decidido dedicar cada día de esta semana a uno de sus libros. El primero, PERDICIÓN TEXANA. Para que podáis conocerla un poco más, os dejo un fragmento y un montaje con los personajes y escenas que espero que os guste tanto como a mí.

Un besazo, y ¡feliz Lunes!

 

FRAGMENTO

 

Entró en la casa con sigilo, estaba todo en silencio, cerró la puerta y se apoyó en ella. De repente, se encendieron las luces del recibidor. Natalie se asustó y se tapó la boca con la mano, para ahogar un grito. Tucker estaba apoyado en el marco de la puerta de la cocina, con los brazos cruzados y cara de pocos amigos; tenía la mandíbula tensa, y expresión fiera en la mirada. Natalie tuvo que tragar saliva.

—¿Qué estás haciendo aquí?— le preguntó.

—Tomarme una copa— le dijo él elevando el vaso que tenía en la mano a modo de brindis.

En realidad, la estaba esperando. Llegaba tarde, debía haberlo pasado muy bien con aquel tipo. Se tensó. Observó como ella se inclinaba hacia delante quitándose los zapatos; el vestido se le subió por detrás revelando la parte más alta de sus muslos. Tragó saliva y sintió como se excitaba. Ella se incorporó con los zapatos en la mano, y lo miró a los ojos, reconociendo el deseo que había en ellos.

Tucker se acercó a ella, y Natalie sabía que era el momento perfecto para salir corriendo escaleras arriba, pero no podía moverse, la tenía hipnotizada. ¡Lo deseaba tanto! Quería besarlo y acariciarlo como lo hicieron el día de la barbacoa. Desde entonces, pasaba horas enteras soñando con hacer el amor con él. Tucker llegó hasta ella, sin dejar de mirarla a los ojos se pegó a ella, y colocó la copa que llevaba en la mano, en la mesa junto a la puerta que quedaba a su espalda. Después la cogió por las caderas y la empujó suavemente hasta apoyarla contra la puerta. Natalie dejó caer las sandalias de tacón, que se deslizaron por sus dedos hasta chocar contra el suelo. Se humedeció los labios, y se mordió el labio inferior. Tucker observó el movimiento y gimió. El aliento caliente de su boca, mezclado con el aroma del wiscky que había bebido, acarició los carnosos labios de Natalie recién humedecidos, provocándole una descarga eléctrica.

—Pídemelo Nat.— Le dijo junto a su boca en un susurro que la volvió loca.

Ella deseaba que la besara, pero…¿Se atrevería a dar el paso?

Tucker vio la duda en sus ojos.

—Pídemelo Nat— le dijo esta vez con tono urgente rozándose contra ella.

Natalie podía sentir su aliento en el cuello, rozándola, erizándola. Le dolía la piel de la necesidad de que la tocara. Elevó las manos y comenzó a acariciarle el rostro; perfecto, de facciones duras y sensuales. Lentamente fue recorriéndolo con las yemas de los dedos, deleitándose en cada centímetro, embelesada, intentando gravar en su mente cada una de las formas de su piel. Al llegar a los labios, los acarició con sensualidad. Adoraba esa boca de labios firmes y llenos que sabían cómo besarla en cada momento, él beso la palma de su mano, allí donde se unía con el pulso acelerado de su muñeca, en un gesto íntimo y delicioso. La urgencia pudo con ella, y enredó los dedos en su cabello para acercarlo y besarlo…

 

ENLACES DE COMPRA

Perdición Texana:

http://www.amazon.es/dp/B00LFN4JAI

http://amzn.com/B00LFN4JAI

http://ebooks.fnac.es/perdicion-texana-lorraine-coco-9788468748207

MONTAJE PT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s